Desde mi ventana

0
373
Ilustración de una ventana en una pared de ladrillos mirando a un bosque.

Te sien­to a tra­vés del vien­to
la llu­via moja mi cora­zón
antes iner­te; aho­ra flu­ye,
como el lago rojo.

Rotun­do, pleno,
sin pasión, sin ilu­sión,
pero tenue como el té
de las seis.

Ya no te año­ro,
qui­zá sea­mos uno;
uno den­tro de otro,
como anta­ño,
como aho­ra.