El Tiempo es sangre

2
163

“si el tiem­po es san­gre
enton­ces el tiem­po cir­cu­la por mis venas”
Miguel Her­nán­dez

retorno en vida lue­go de cada muer­te de fue­go
renue­vo la heren­cia depo­si­ta­da sobre la san­gre
ceni­zas dis­per­sas arri­ba de la hogue­ra
rui­nas levan­tán­do­se del alto cúmu­lo de la men­ti­ra
dese­chos que dejan su mar­ca en el tiem­po
pro­fun­dos como siglos
escom­bros ele­ván­do­se sobre el lomo del hori­zon­te
y en la tie­rra
mil voces insu­rrec­tas

retorno en vida lue­go de cada muer­te de fue­go
el pre­sen­te cabal­ga erec­to col­ma­do de eter­ni­dad
satu­ra­do de furia vis­co­sa naci­da de altas cal­de­ras
ahí mis­mo don­de se for­jan las sór­di­das pala­bras
será nece­sa­rio escri­bir
ilu­mi­nar­nos
aun­que más no sea sobre los muros de esta ciu­dad
por­que la pasión ful­gu­ra en mis venas
debo ate­nuar esta muer­te
que se renue­va cada día en mi san­gre

Artículo anteriorRulito
Artículo siguienteMisiones, la Tierra sin Mal
Nacido en Córdoba, y residente en Posadas, la capital de la provincia de Misiones desde hace 29 años, escritor que ejerce los géneros de poesía y cuentos. En sus inicios ejerció estudios de literatura con el Profesor Alberto Díaz Bagú de laciudad de Córdoba. En el año 1985 fue incluido en la Antología “A tientas y a letras” de SADE (Filial Córdoba) y colaboró en la revista Pretextos de la misma entidad. Luego editó “Descarne” Libro de Poemas en 1989 y “Lo demás es puro verso” 1990 en colaboración con cuatro escritores de Córdoba y Santa Fé. Actualmente sigue escribiendo, como la única forma posible de documentar el asombro.