La competencia de freestyle RHC volverá este domingo a Posadas

0
293
Un grupo de jóvenes se enfrentan en una batalla de freestyle. Foto: Instagram RHC.
Foto: RHC

Des­pués de un 2022 lleno de líneas memo­ra­bles y un comien­zo de 2023 con muchas pro­me­sas, este domin­go RHC (Res­pe­to, Humil­dad, Cora­je) vol­ve­rá al rue­do en la Pla­za Urqui­za de Posa­das con una nue­va com­pe­ten­cia pre-regio­nal de freesty­le 2 vs 2 en cola­bo­ra­ción con Saca­cara Freesty­le: el gana­dor no solo se lle­va­rá $6.000, sino que tam­bién gana­rá dos cla­si­fi­ca­cio­nes para la com­pe­ten­cia regio­nal orga­ni­za­da por Urqui­za Free.

El pro­ce­so de ins­crip­ción se lle­va­rá a cabo el mis­mo día de la com­pe­ten­cia, des­de las 17:30hs has­ta las 18hs, y ten­drá un valor total de $200, según infor­ma­ron los orga­ni­za­do­res des­de su cuen­ta de Ins­ta­gram. Para pro­mo­cio­nar el even­to, se reali­zó un folle­to a modo de cómic acla­ran­do todos los datos de uti­li­dad. Si toda­vía hay dudas, lo más con­ve­nien­te es con­tac­tar a los orga­ni­za­do­res median­te men­sa­jes pri­va­dos.

¿Qué es el freestyle?

Se le lla­ma freesty­le a las com­po­si­cio­nes de rap crea­das de for­ma impro­vi­sa­da y espe­cial­men­te influ­yen­tes en el con­tex­to de las muchas veces lla­ma­das “bata­llas,” que con­sis­ten en el enfren­ta­mien­to entre dos o más per­so­nas hacien­do uso de nada más que de rimas, a veces con músi­ca de base y muchas otras sin. Los enfren­ta­mien­tos de freesty­le pre­mian la crea­ti­vi­dad de los dis­tin­tos com­pe­ti­do­res al momen­to de expre­sar dife­ren­tes aspec­tos de su alre­de­dor y vida coti­dia­na en gene­ral, inclu­yen­do a su pro­pio adver­sa­rio, quien a su vez debe hacer lo mis­mo hacia su rival, en un sis­te­ma de tur­nos. Se pres­ta, ade­más, mucha aten­ción a los aspec­tos líri­cos, a veces igno­ra­dos por las per­so­nas adver­sas al mun­do de la músi­ca rap, el hip-hop, y los géne­ros urba­nos. El aspec­to líri­co sir­ve como la base de la expre­sión de los rape­ros y la herra­mien­ta más pode­ro­sa de expre­sión con la que cuen­tan — algo no muy dife­ren­te a los gran­des poe­tas.

Duran­te tiem­pos recien­tes la esce­na del freesty­le y las com­pe­ten­cias de rap cre­cie­ron expo­nen­cial­men­te en popu­la­ri­dad, atra­yen­do a miles de per­so­nas de toda índo­le, pero el grue­so de su apo­yo se halla en su uti­li­dad como medio para cri­ti­car al sis­te­ma y a las injus­ti­cias que éste pro­vo­ca en la vida dia­ria de miles. Aho­ra, estos miles encon­tra­ron una for­ma úni­ca de pro­tes­ta.