Tía Emilia

0
106

Una vez
una hor­mi­ga
le picó a la tía
al mor­der el pan de miga.
¿A qué no adi­vi­nas
dón­de le pico la hor­mi­ga?
Pues ya te lo digo
le picó en el ombli­go
cuan­do la tía
sen­ta­da comía
y con­tem­pla­ba al río.
La tía ras­ca­ba
su ombli­go rojo
y la hor­mi­ga
rum­bo al hor­mi­gue­ro
esca­pó lige­ro.
Aquí ter­mi­na la his­to­ria
de la hor­mi­ga y la tía
que jamás se cono­cie­ron
y a noso­tros nos sir­vie­ron
a leer con ale­gría.

Artículo anteriorMagia Azul
Artículo siguienteQué pena
Nació en Colonia Julio U Martín, Campo Viera, Misiones. Lectora, desde pequeña felicitada por sus redacciones y cuestionada por los errores de ortografía, razón por la que comienza a escribir. Conceptúa que; “escribir se aprende escribiendo”. Entre los títulos publicados encontramos;”Cholu el sapo”, “Lecturas con son risas”, “Jugando con cáncer” 1º y 2º edición, “Me dictó un pajarito azul”, “La rata ana”, “El hijo del colono”, antologías con autores regionales, de Misiones y nacionales, y muchas otras Son numerosos los premios a sus creaciones a nivel local, provincial, nacional e internacional. Mérito 2013 – integrar el libro “grandes mujeres de la provincia de misiones” Decoro 2014 – jubilarse como maestra de grado de la escuela nº 42 “república del paraguay” y directora del nivel inicial y primario del instituto madre de la misericordia de posadas, misiones Actualmente se dedica al fomento de la lectura promocionando libros de autores misioneros.