Sumergida en esta lluvia

0
134

Sumer­gi­da en esta llu­via
Inten­to mirar para ade­lan­te
Inten­tan­do lograr impulsarme………………………………………………………….para sos­te­ner­me en esta reali­dad des­equi­li­bra­da por mi poca razón, por mi poca estra­te­gia, por des­tro­zar­me, derro­tar­me
Sin siquie­ra haber lucha­do lo sufi­cien­te
Me dejo cor­tar por las dudas más oscu­ras
Igual sigo cami­nan­do
Seña­les de un signo de inte­rro­ga­ción
Que se pro­pa­ga como el soni­do en esta esfe­ra celes­te
Y dejar soñar mis lágri­mas en un eterno andar
Con los pies moja­dos inten­to subir al sol
Para que derra­me mi sal en vina­gre
Y mis dedos sean reba­na­dos fina­men­te, para acom­pa­ñar el delei­te demen­cial de un aga­sa­jo enfria­do

Me veo
Lejos, cer­ca, den­tro y fue­ra
un dra­gón que escu­pe flo­res
Inten­ta des­cu­brir una cari­cia de un egoís­ta
Lejos de los pun­tos que inte­rro­gan
Una línea rec­ta en dia­go­nal
Enton­ces el espi­ral cre­ce entre mis rodi­llas, tapa la cañe­ría y des­tro­za el techo
Para que la luz entre de mane­ra natu­ral
En un res­guar­do mito­ló­gi­co….
En el pul­cro repri­mi­do lleno de astu­cias mar­gi­na­les
La noche intri­ga a los cami­nan­tes de fron­te­ras,
A los pre­cur­so­res del más acá.
Y sí, mis ganas se des­hi­cie­ron con tus bocales……………………….lo demás le rega­lo al tiem­po,
Para que olvi­des de mi lo poco que hay en ti
Enton­ces nau­fra­go en un sin­cro­ni­za­do vai­vén para ter­mi­nar des­tro­zan­do el polí­gono y reclu­tan­do a los rom­bos.
Tal vez podría ser un pája­ro y arran­car­te los ojos
Otra vez la noche con su plu­ma des­pei­na­da
Con gra­cia de len­te­jue­las
Nos abri­ga con su pelo azul y nos embria­ga con sus pio­jos lle­nos de san­gre.
Y la cuar­ta dimen­sión que­do en la segun­da cuan­do el motor inten­to des­cu­brir el paso de un tiem­po real a una fic­ción des­trui­da
Entonces….Stop
Como una gui­ta­rra des­den­ta­da con el gan­cho atra­pa­do en sol
La tibie­za de sen­tir el des­per­tar del cre­púscu­lo en una abe­ja que mue­re con su agui­jón en mi sien.
Enton­ces
Rojo
Ver­de
Y ama­ri­llo
Inten­tan apo­de­rar­se de mi alma de mane­ra per­ma­nen­te
Con el cuen­to de la uña
y la gata en su tum­ba
Requi­si­tos de pasos: tu tu tu tu tu tu tu tu tu tu tu tu tu tu
Y se cae al sue­lo
Al cen­tro del infierno
Para explo­tar en indi­fe­ren­tes muer­tes lle­nas de más­ca­ras
Atri­bui­das por una luz ceni­tal
Y un públi­co poco com­pla­cien­te
Con la gar­gan­ta seca
Seca
Seca
Y si tu baba no se mez­cla, no la ofrez­cas
Como en un día
En una tar­de
En una noche
Mis pies comen­za­ron a que­dar­me chi­cos
Nece­si­ta­ba cam­biar­los; no lo hice; me amol­de a ellos y aho­ra camino des­pa­cio
Imple­men­tan­do pata­das nau­sea­bun­das
Voy a des­mi­ti­fi­car mi ala­ri­do,
Ras­gu­ño tu ser y que­mo tu casa
No me impor­ta tu publi­ci­dad ele­gan­te…
Sue­ño con cerro­jos indes­ci­fra­bles que se abren con soni­dos
Y que con­ge­las ges­tos mons­truo­sos
Para dige­rir un ser debe­mos mon­tar el escá­ner del crá­neo y la meta­mor­fo­sis de sus gér­me­nes
Tan lejos de mi
Que podría no ver­te
Des­pi­de tu sen­ti­do alér­gi­co
Azú­car dul­ce de estiér­co­les gela­ti­no­sos
Y un mon­tón de gusa­nos
Que quie­ren mimar­me… mamar­me
No impor­ta, si me has vis­to
Ya no lo veras
Con un para­guas real, veo la fic­ción de mi.